UGT MARAÑON

Sección Sindical UGT Hospital General Universitario Gregorio Marañón



El hospital Gregorio Marañón ha firmado más de 500 contratos sin baremar los méritos en el último año, incumpliendo un acuerdo de febrero de 2016. Este documento, según denuncia UGT, establece que “los centros que no dispongan de bolsa temporal de aquellas categorías en las que existan necesidades de contratación deberán proceder a su constitución”. La Consejería de Sanidad reconoce que están en proceso de crearlas. “Requiere de un esfuerzo administrativo largo”, explican. 

En el hospital, donde trabajan 7.408 profesionales, “se han iniciado la formación de bolsas de personal de mantenimiento, técnicos especialistas y trabajadores sociales”, explica UGT. Sin embargo, no están baremadas ni finalizadas, por lo que no tienen “ningún tipo de validez”. Estas solicitudes tienen que estar ordenadas según experiencia y formación, según una resolución de la directora gerente del centro. 


El sindicato denuncia que las contrataciones proceden, por ejemplo, del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal). “Solo han llamado al SEPE en una ocasión, generando un listado del que están contratando desde entonces, en lugar de llamarlo cada vez que se les plantee la necesidad. Esto conlleva que pudiendo existir candidatos más cualificados no se les han ofertado los contratos”, afirman. Entre los puestos que han cubierto con este tipo de contrataciones están los de fisioterapeuta, cocinero, celadores o logopedas. 

UGT denuncia que los sistemas de selección no se ajustan al acuerdo, a la convocatoria de una bolsa única centralizada y que no se respetan las bolsas. “Hasta tanto no se constituyan las bolsas centralizadas para otras categorías profesionales, las bolsas constituidas en los centros sanitarios se gestionarán en cada uno de ellos, teniendo en cuenta, en todo caso, los criterios y baremación establecidos en el acuerdo. Para ello, se procederá a la adaptación de las bolsas constituidas en cada centro”, establece el acuerdo. 

Para realizar algunas contrataciones, el centro sanitario estableció un listado basado en el SEPE sobre candidatos que hicieron una solicitud a este organismo. En otros casos han contratado a técnicos especialistas de laboratorio y radioagnóstico del alumnado de la escuela del centro, dependiente de la Consejería de Educación. “Para trabajadores sociales contratan de una convocatoria que se hizo hace más de 15 años y para limpiadoras se contrata a trabajadoras de bolsas que están anuladas”, afirman. 

Actualmente el Servicio Madrileño de Salud cuenta con bolsas de empleo temporal centralizadas para la contratación de enfermeras, matronas, fisioterapeutas y técnico medio sanitario en cuidados de enfermería. 

La Consejería de Sanidad explica que ha de tenerse en cuenta “la enorme demanda de este tipo de bolsas de empleo temporal”, que requieren un gran equipo administrativo para la admisión, ordenación y baremación de los candidatos y que el acuerdo de la mesa sectorial no establece una fecha límite”. Por esta razón, Sanidad cree que “los centros hospitalarios deben constituir este tipo de bolsas de forma paulatina y ordenada, hecho que permite mantener la actividad administrativa propia del centro y la correcta constitución de las bolsas”. 

UGT dice que si la Administración tiene problemas para abrir las bolsas en los centros debido a los recortes sufridos en Recursos Humanos, la solución pasa por contratar personal administrativo que desatasque la situación. Situación “en la que se encuentra actualmente el hospital Gregorio Marañón”, explican.


Fuente: El País